Ecología reconquistada

El incendio forestal que ha afectado a Cómpeta enfrenta al ser humano con su hábitat. Lo sitúa cara a cara. La naturaleza en lo que de bella tiene puede hacernos tocar el cielo gracias a su contemplación. También puede llegar a convertirse en un infierno. Basta un incendio para descubrir la fragilidad de nuestro entorno natural: casi un centenar de vecinos de Cómpeta vieron cómo peligraron sus viviendas en la noche del domingo. Hoy es martes. Todo parece que vuelve a la normalidad gracias a la tarea de centenares de personas.

Medina de Assilah 17

Una normalidad que debe hacernos valorar las bondades de la naturaleza. Y la tarea de todos en su cuidado. Con frecuencia olvidamos que la vida se juega en el entorno natural. Para el creyente en medio de la obra de Dios. Obra que hay que cuidar con mimo. De su cuidado depende nuestra vida y futuro.

En un tiempo como el nuestro en el que la cuestión ecológica ha alcanzado un alto grado de interés social y se cuidan con particular sensibilidad las relaciones del hombre con su entorno natural paradójicamente ha dejado de oírse que la creación es obra de Dios. Y cuando olvidamos la autoría de Dios, ésta pronto se sustituye por otras autorías que aprovechan el entorno natural en beneficio propio.

Cuando experimentamos cómo se revela la creación contra las manipulaciones del hombre o cómo el entorno natural se manifiesta extremadamente delicado en lo que a su conservación se refiere sorprende que la responsabilidad ética, la cuestión de los límites y normas de nuestra intervención sobre la creación desaparezca del debate público. Como también sorprende que en un país de mayoría creyente la doctrina de la creación como contenido de fe haya sido en parte abandonada y sustituida por vagas consideraciones.

Urge que el mensaje sobre Dios Creador vuelva a encontrar en nuestras conversaciones el rango que le es debido. Y que comparta mesa y mantel con otras visiones ecológicas asumidas por no creyentes que compartan el mismo fin: el cuidado de la naturaleza. Conviene reconquistar conjuntamente la reflexión ecológica para garantizarnos el futuro.

 

 

 

diariosur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s